¿Sabes cuáles son las características claves para identificar las clases de patrocinadores que te puedes encontrar en el camino?

Ya conoces la cantidad de colores que hay y sabes que no todos somos iguales, lo mismo pasa con los patrocinadores, tienes que tener en cuenta todas estas distintas personalidades o clases de patrocinadores. 

Una clasificación que he realizado después de que me haya podido hablar con muchos empresarios a lo largo de mi viaje por Sudamérica.

Imagínate si hable con una cantidad bastante grande de muchas clases de patrocinadores que al final logre conseguir 97 patrocinios.

Y también logre determinas las distintas clases de patrocinios que existen.

Por tanto según mis cálculos es posible que por cada uno que me haya dicho que SI en torno a entre 15 y 20, me hayan dicho que NO.

Pero este tema de saber cómo lidiar con un NO, te lo contare en otro artículo muy pronto.

Si has hecho los cálculos comprobaras que sale un número de entre  1455 y 1940 de patrocinadores, empresarios, managers, encargados, dueños, etc…

Pero este calculo es a ojo, porque yo creo que fueron muchos más.

Con todos ellos, tuve la oportunidad de hablar al menos unos minutos. Digo minutos porque en ocasiones es el tiempo que tienes para darte a conocer, explicar que puedes hacer y convencerle.

Por lo que tienes que estar muy preparado, conocer muy bien tu discurso para venderte mejor y sobre todo tener una gran capacidad de reacción para poder negociar.

Pero es otro tema que tratare también más adelante, ahora como te decía vamos a centrarnos en las clases de patrocinadores que existen y que seguro te encontraras en el camino.

Clases de patrocinadores según mi clasificación personal.

Al existir tantas clases de patrocinadores para hacer más fácil su clasificación entre todas las maneras de las que se podrían hacer.

Yo me he enfocado principalmente solo en un punto determinante. En el mayor beneficio que tú puedes conseguir al término de este patrocinio.

No me refiero a algo económico, ni a la experiencia, ni a la relación que hayas podido construir, ni a nada material y ni al tiempo de patrocinio.

Te estoy hablando de algo mucho más importante y que para mí tiene mucho más valor que todo lo que te acabo de mencionar.

Me refiero a la posibilidad de conseguir un vídeo testimonio, no sabes el valor incalculable que esto puede tener para ti. Puede ser oro puro si sabes utilizarlo.

Es la una de las llaves maestras que yo utilizo para ayudarme abrir más puertas y para conseguir más patrocinadores.

Que un patrocinador quede contento con tu trabajo, lo transmita, que hable bien de ti como profesional y sobre todo que te recomiende a otros.

No tiene precio y es de lo más valioso que puedes conseguir de tu patrocinador.

Y lo mejor de todo es que a él no le cuesta nada y no sabe el gran valor que esto tiene para ti.

Para el simplemente sera un vídeo que te hace de unos segundos o minutos.

Por eso la clasificación que he hecho para determinar las clases de patrocinadores que existen se basa principalmente en la mayor facilidad de conseguir un vídeo testimonio de él.

Según todo lo que te acabo de explicar los he clasificado en solo dos grupos.

  1. Patrocinadores con poca probabilidad de dejarte un vídeo testimonio.
  2. Patrocinadores con mayor probabilidad de dejarte un vídeo testimonio

Clases de Patrocinadores con poca probabilidad de dejarte un vídeo testimonio.

  • El Patrocinador Miedoso

Dependiendo de cómo sepas lidiar con todos los miedos que tenga él para trabajar contigo, podrás conseguir o no ese patrocinio.

Hay muchos que tienen miedo de que te pase algo con ellos, que te roben, que tengas un accidente en la excursión, que se te rompa algo, etc…

Tiene ganas de patrocinarte, pero tiene miedo, porque nunca lo ha hecho. Es de las personas que siempre tiene miedo al realizar una cosa por primera vez.

Por eso tienes que saber por dónde llevarle para convencerlo.

Si ves que te pone demasiadas pegas, entonces, no te lo pienses.  NEXT

  • El Patrocinador Organizador

Lo quiere tener todo planificado desde el principio, lo cual no está mal. Pero no te dejes llevar del todo por su terreno e intenta tener un poco de flexibilidad.

Los reconocerás porque son los que te exigen un casi un número exacto de palabras, de fotos, de videos, de historias o de comentarios en todas las acciones que realices.

También te ponen dead lines o fecha de entrega, lo cual esta genial, pero intenta que esta fecha sea razonable para ti, porque si no puedes quedar mal al no cumplir con él.

No le gusta mucho que improvises y que no le informes de los cambios que realices sin consultarle.

  • El Patrocinador Tacaño / Rata

Seguramente es de los más fáciles de detectar.

Siempre intentará cobrarte algo por usar las instalaciones o por realizar la actividad.

Son de los que no entienden el concepto de patrocinar a alguien a cambio de algo.

El trueque para ellos no existe aunque le expliques que es simplemente un intercambio de servicios.

Esta clase de patrocinadores siempre quieren sacar algo de efectivo.

En una ocasión me decían que solo me cobrarían el 50% de la excursión y del alojamiento.

El problema no es que te cobren por algo, el problema es que nunca van a valorar tu trabajo, independientemente de lo que hagas.

No entienden que haya blogger que cobren dinero por viajar, para ellos esto no es un trabajo de verdad.

  • El Patrocinador Mandón

No podía faltar este tipo de patrocinador.

Entiende perfectamente que te está patrocinando, por eso se toma la libertad de decirte que tienes que hacer, cuando lo tienes que hacer y como lo tienes que hacer.

En ocasiones tienes que tener mucha paciencia y saber lidiar con este tipo de perfiles para que al final todo salga bien y no tengas enfrentamientos ni discusiones.

Como se dice: Tienes que tener una muy buena mano izquierda.

Para conseguir ese equilibrio de Win Win, ya que si no puede que en este caso si le dejas tomar las riendas, el gane más que tú.

Pero tranquilo todo sirve como experiencia, saber hasta dónde llegan las personas y sobre todo conocer mejor cuáles son tus límites ante situaciones de presión.

  • El Patrocinador Incrédulo

¡ATENTO! Con este tipo de patrocinadores.

Por experiencia, sé que no importa lo que le digas, las pruebas que le enseñes o todo lo bueno que tú puedas ser.

Ellos no piensan que tu trabajo les vaya a portar algo positivo a su empresa.

En ocasiones basta con unos 5 minutos para detectarlos, si lo haces sal corriendo de allí ya que lo único que conseguirás sera perder el tiempo.

Yo para ponerme a prueba y mejorar mi presentación, siempre que tengo tiempo intento hablar todo lo que pueda con ellos para ver si les puedo convencer.

Algo que en raras ocasiones he conseguido, el truco es conseguir que ser relajen y que empiecen a confiar en ti poco a poco.

  • El Patrocinador Interesado

Con este tipo de patrocinadores, nunca se sabe, si al final vas a concretar algo definitivo y de verdad.

Muestran interés, les parece muy bueno todo lo que le puedes proponer, prestan atención y en ocasiones te hacen demasiadas preguntas.

Preguntas no con el fin de saber que puedes hacer por ellos, sino más bien preguntas para saber cómo lo vas hacer.

Cuando notes este tipo de preguntas, lo mejor es que no entres en detalles, ya que lo único que quieren es saber cómo lo haces tú, para hacerlo luego ellos por su cuenta.

Clases de Patrocinadores con mayor probabilidad de dejarte un vídeo testimonio.

  • El Patrocinador Positivo

¡OJO! Con estos también.

Son tan positivos que siempre te dirán si a todo, incluso si no pueden cumplirlo.

El problema viene, cuando prometen y al final no cumplen.

Como consecuencia es que tú puedas perder tiempo y en ocasiones dinero, imagina que te trasladas a un lugar y al final no aparece.

Descuida un poco de los que sean tan positivos y te lo pongan todo muy fácil.

Lo digo más que todo para que no te ilusiones tan rápidamente, no te imaginas la cantidad de cosas que me prometían y al final nada de nada.

Ahora cuando alguien me dice algo muy bueno ya no salto de la silla por la emoción, simplemente espero con paciencia a que pase de verdad.

Pero si cumplen con todo lo prometido entonces puedes ser una de las mejores experiencias que tengas y de donde puedes sacar un buen testimonio.

  • El Patrocinador Creativo

Lo primero que se me viene a la cabeza al hablar de estas clases de patrocinadores es:

¡CUIDADO!

Para este tipo de patrocinadores el cliente es la figura más importante para la empresa.

Escucha sus necesidades y mejora sus productos/servicios en función de estas, consiguiendo siempre la satisfacción del cliente.

El problema está que a veces se le ocurran cosas demasiado creativas, que pueden conseguir el efecto contrario.

Por lo que tienes que saber lidiar con él y convencerle de lo contrario, ya que en ocasiones si sigues todas sus ideas, quizás corres el riesgo de que el resultado final sea un desastre.

Pero por otro lado no tengas miedo en seguir su instinto, puede que aprendas algo de él y que juntos podáis conseguir algo muy bueno.

Si es así, ya tendrás otro testimonio ganado.

  • El Patrocinador que no sabe.

Estos son los patrocinadores con los que te sera más fácil trabajar.

Porque no saben de post, de historias de Instagram, de fotos, de vídeos etc…

En general entienden poco del mundo online y de las redes sociales.

Lo que si saben es que existen, que las necesitan y que otros ya han tenido resultados positivos, con este tipo de colaboraciones.

Por eso, si haces un trabajo relativamente bueno, ellos siempre se quedaran contentos con el resultado.

Son los candidatos ideales para que te dejen un buen testimonio, cosa que no siempre pasa, ya que suelen tener pánico a mostrarse en cámara.

  • El Patrocinador Confiado

Otro perfil con los que también es muy fácil trabajar. Principalmente porque así es su personalidad.

Es una buena persona, no piensa que todo el mundo contacta con él para aprovecharse de él.

Pero lo mejor de todo es que te deja trabajar libremente, ya que gracias a tu Media Kit ha visto lo que puedes hacer y simplemente te facilita las cosas.

Intenta hacer un buen trabajo con él, porque son buenos candidatos para dejarte un buen testimonio y eso es algo que no tiene precio.

  • El Patrocinador Comprometido

Dependiendo de cómo lo manejes puede ser fácil o difícil trabajar con él.

Está dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano, entiende la oportunidad que le ofreces y por eso quiere formar parte del proceso de difusión.

Lo cual es genial, ya que puede generar un buen contenido, pero cuidado porque a veces quiere ser la estrella y el protagonista.

Si se empeña en serlo, ten paciencia. Sácale todas las fotos que quiera y se las mandas, seguro se quedara más contento, ideal para conseguir un buen testimonio.

Mi consejo: No le dejes salir en todas las fotos, se listo y toma algunas donde el no salga, si es que de verdad quieres utilizar alguna en tu reportaje.

  • El Patrocinador Compañero

De carácter muy sociable, flexible y siempre amigable.  Más que un patrocinador, te darás cuenta que es un compañero.

Va contigo a las excursiones, te toma fotos, te ayuda, comparte en fin es de los que quieres que aparte de que hagas tu trabajo, tengas realmente una buena experiencia.

En una ocasión hasta salí de fiesta con él, convirtiendo esa línea que nos separaba entre patrocinador y blogger en algo casi inexistente, lo que mejoro nuestra relación.

Es muy cooperador y otro buen candidato para dejarte un buen testimonio si haces mínima bien tu trabajo, gracias a que  has estrechado los lazos de amistad.

¿Qué hago con esta división de clases de patrocinadores?

Pues es algo que si tienes siempre en cuenta, te va a venir muy bien, principalmente para no perder tiempo en intentar algo imposible.

Ahora te explico a qué me refiero con esto

Pero antes recuerda y ten presente que tú eres un blogger de viajes, te presentas de una forma interesante gracias a tu Media Kit Profesional y eres experto en lo que haces.

Por eso no tienes que intentar convencer a nadie.

Simplemente tienes que mostrarte darte a conocer y contactar con aquellos patrocinadores que vean y entiendan que colaborar contigo es una gran oportunidad.

Si percibes que esto no lo tiene claro y no lo entienden a la primera, entonces pasa al siguiente.

Porque si no estarás perdiendo tiempo en convencerlos de que tu trabajo los beneficia cuando ellos siempre verán que no es así y que simplemente eres un gasto más para ellos.

Entonces volvemos a lo que te comentaba anteriormente, estarás intentando un imposible.

Enfócate en aquellos patrocinadores que he clasificado en el segundo grupo los que si te pueden dejar un vídeo testimonio si haces bien tu trabajo.

Ahora te toca a ti ponerte manos a la obra.

Me gustaría que me des tu opinión sobre lo que acabas de leer.

Cuéntame si te has encontrado con alguno de este tipo de patrocinadores.

¿Has pensado en pedir un vídeo testimonio como te recomiendo?

¿Sabes lo que es un Media Kit? ¿Ya tienes uno preparado para ir en busca de un patrocinador? 

Si ya tienes claro las clases de patrocinadores que te puedes encontrar, quizás también te haga falta conocer las clases de patrocinios que te pueden ofrecer.

Conociendo estos dos puntos claves tendrás más posibilidades de negociar y conseguir ese patrocinio que te ayudara a abrir más puertas.

No tengas miedo a intentarlo

¡Llama a su puerta!

Seguro que esta deseando oír tu propuesta y que tengas muchas suerte, aunque la verdad es que no creo en la suerte, la suerte hay que buscarla.

P.D. Las fotos son un simple ejemplo de patrocinadores que he conseguido, no tienen nada que ver con la posición que les he dado en el artículo, simplemente era para hacerlo más visual. 

NOTA: Si te interesa este tema de los patrocinadores, entonces también te recomiendo leer.

* Clases de patrocinios que existen.

¿Cómo enamorar a un patrocinador para viajar más? 

7 pasos para encontrar un patrocinador para viajar más

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]