¡Encontraste la oportunidad de negociar con un patrocinador!

Por fin, llego el momento tan esperado y que tanto has buscado.

Ahora bien, antes de meterte en la boca del lobo y quedarte sin cabeza tienes que tener varias cosas en cuenta a la hora de negociar con un patrocinador.

Pero no te preocupes, iré explicándote una a una, los puntos clave que tienes que tener en cuenta.

Al final sentirás que ya estás preparado, sin importar el tamaño del lobo que te esté esperando.

Por eso quiero que tengas esta frase muy presente.

“A menudo hay fuerza en la debilidad”

Según Margaret Neale un distinguido profesor en Stanford Graduate School of Business.

La interpretación que entiendo yo;  A la hora de negociar con un patrocinador.

Alguien en una posición de inferioridad o debilidad, siempre tiene una mejor visión de la realidad que le rodea, ya que intenta superarse en cada momento.

En cambio alguien con una posición de superioridad o poder, tiende a reducir su capacidad de comprender a alguien lo que genera menor empatía.

Bueno, ya tienes claro que ahora el tamaño no importa.

Pero no digo esto porque sea una esta “frase hecha” o porque “sea chico” jejeje

Lo digo; Porque yo lo he comprobado en mis propias carnes.

He conseguido 97 patrocinios durante mi viaje por Sudamérica, incluso teniendo poco más de 1.000 seguidores en Instagram, Unos 2000 en Facebook, sin experiencia y casi sin lectores en el blog.

Ahora mis números han crecido un poco más pero me sigo considerando pequeño.

Una vez explicado todo lo anterior y haberte dejado claro que no importa demasiado el tamaño o seguidores que tengas.

Cuenta más las ganas, la seguridad, la iniciativa y sobre todo lo profesional que te muestres, por eso recomiendo crear tu Media Kit Profesional.

¿Qué tengo que hacer antes de negociar con un patrocinador?

Pasos a tener en cuenta antes de negociar con un patrocinador.

  • Investiga.

Uno de los pasos más importantes que tienes que realizar para tener más probabilidades de éxito.

Conoce todo lo que puedas de tu patrocinador, para encontrar la mejor manera de poder ayudarlo.

Es mejor contactar con pocos de una manera eficaz que hacer copy and paste, mandando el mismo mensaje a todos los que puedas.

  • Prepárate.

Si nunca has estado en esta situación haz algún tipo de simulacro con un familiar o amigo.

Pero te recomiendo mejor que lo hagas con un amigo blogger, que te entenderá mejor.

¿No tienes a nadie que te pueda ayudar?

Tranquilo, no te preocupes, mándame un email y preséntate como si lo estuvieras haciendo a tu patrocinador.

Crea una propuesta real, atractiva y única que te pueda diferenciar de los demás.

  • Entiende tus metas y las de ellos.

Esto solo lo podrás logras si antes has investigado lo suficiente y si tienes las cosas claras.

Estudia su web, sus artículos, mira las publicaciones que hace en Instagram, Facebook, Tik Tok y Twitter.

Busca si ya ha trabajado con otro blogger y si lo encuentras. Examina que hizo con él para que tú puedas proponerle algo diferente.

  • Anímate.

Ponte una canción que te de mucha fuerza. Esta es la canción que a mí siempre me anima. Espero que te guste.

Piensa de forma positiva y de que lo vas a conseguir. Visualiza el SI en tu cabeza.

Ten siempre una actitud ganadora y de dar todo lo que puedas para conseguir tus objetivos.

  • Contacta con él.

Mándale el email, que has diseñado de una manera más personal solo para su empresa.

Claro que puedes tener como base un email genérico para todos, pero intenta personalizar cada uno de ellos.

¿Qué tengo que hacer durante el momento de negociar con un patrocinador?

  • Escucha y haz preguntas.

Deja que hable, quizás sea la primera vez que un blogger o influencer le propone algo así.

Haz preguntas que tengas que ver con su negocio, con lo que te acaba de contar que te ayuden a

Una de las preguntas más importantes que tienes que hacer es concretar.  El ¿Cuándo? y ¿Cómo?

  • Mantén la calma.

No te pongas nervioso, tranquilízate, muéstrate como un profesional.

Piensa en todo lo que has preparado para ese patrocinador, lo que puedes ofrecerle y hacer por él.

Si pasa todo lo contrario, sigue practicando hasta que logres dominar la situación.

  • Se flexible.

Te recomiendo tener más de una propuesta en caso de que la primera no le guste. Si esta tampoco le gusta, se capaz de crear una nueva según lo que el necesita.

No te cierres a tu única propuesta. 

Si tu patrocinador tiene ideas, escúchalas apuntalas y luego le dices que las examinaras para ver que puedes aportar.

Intenta incluir todas las ideas que puedas y explica porque no has incluido las otras.

  • Ten sentido del humor.

¡OJO!

Esto no quiere decir que seas un payaso.

Si no, que seas simpático y sobre todo seas gracioso si el momento se da.

En caso de que este momento no se dé, tú también lo puedes crear.

  • Empatizar con él.

Entiende sus problemas. Asiente lo que diga, que vea que le estas escuchado y que estas interesado por lo que dice.

Una de las claves es preguntar y escuchar más. Haz que se sienta cómodo hablando contigo. Un buen truco para esto es apuntar lo que te parezca interesante.

Intenta ponerte en su situación para poder ayudarlo de la mejor manera.

No hagas conclusiones finales o supongas cosas, sin estar seguro que así lo ha dicho.

¿Qué no tengo que hacer durante el momento de negociar con un patrocinador? 

  • Improvisar. 

Para improvisar, tienes que tener un poco más de experiencia a la hora de negociar.

No te lo recomiendo al principio, aunque por otro lado no tengas miedo a hacerlo, puede salir muy bien, si estás seguro de lo que haces.

  • Copiar su comportamiento agresivo.

Quizás por naturaleza, tendemos a copiar este comportamiento que tenemos en frente.

Este es un momento crucial, en el que tienes que ser muy listo y no caer en la misma actitud. Sé más flexible, intenta negociar mejor y cede un poco.

Piensa en una nueva propuesta en la que los dos salgáis ganando, un WIN – WIN en toda regla.

  • Depender de solo una estrategia.

No te presentes antes tu patrocinador con una sola propuesta, prepara varias por lo que pueda surgir.

Normalmente yo iba preparado con tres. Una propuesta normal, Segunda propuesta mejorada y la tercera propuesta irresistible.

  • No ser claro.

Quizás para él es la primera vez que hace un patrocinio como el que le estas proponiendo.

Y seguramente, no entiende de post, de enlaces externos, de historias de Instagram, de menciones, etc…

Imagina que se lo estas explicando a un niño de 7 años, para alguien que no entiende de este mundo, no sera una ofenda, sino que producirás el efecto contrario.

Pensara que has sido muy amable, paciente y delicado por tomarte tu tiempo y explicarle todo con detalle.

  • No comprometerte.

Ponle fecha a cada una de las actividades, solo así te vera que eres ordenado, profesional y que el acuerdo tendrá una fecha real en la que el patrocinio terminara.

Actuando de esta manera te vera como una alternativa seria y se quedara mucho más tranquilo al ver que sabes de lo que hablas y que no es la primera vez que lo haces.

¿Qué tengo que hacer después de negociar con un patrocinador?

Justamente después de este momento, lo más importante que tienes que hacer es olvidarte del tema por unos días.

Sigue repitiendo el paso número uno con otros patrocinadores, mientras más mejor, solo así tendrás más probabilidades de éxito.

Transcurridos unos tres días de negociar con tu patrocinador, si no has recibido ninguna respuesta, contáctalo de una forma más directa.

Recuerda que ya habéis hablado en persona y el primer muro del desconocimiento ya lo has derrumbado, así que llámalo o pásate por su oficina.

Pero lo que tengas que hacer dependerá de su respuesta, así que tengamos en cuenta las dos posibles respuestas que puedes oír.

Consigues un NO

  • No te lo tomes de forma personal.

Quizás has llegado en un momento en el que no era el mejor para él, no tenga un grupo de excursión programado donde te pueda incluir.

Simplemente no entienda la oportunidad que le estas dando.

Y sobre todo no te dice a ti que NO, se lo dice a tu propuesta, esa es la que tienes que mejorar o cambiar.

  • ¡No te rindas!

Tendrás mucha suerte si la primera vez que lo haces encuentras un patrocinador.

Lo normal es que los primeros te digan que no, sobre todo porque tú todavía no tienes soltura, no estás seguro y confiado.

Pero tranquilo eso lo conseguirás con un poco más de práctica.

¡OYE! Pero si eres capaz de hacerlo todo perfecto a la primera.

¡ENHORABUENA!

  • Intenta averiguar porque no.

Si te dice que no, escribele e intenta a averigua cuál es la causa de ese NO.

La única manera de convertir un NO en un SI, es sabiendo el origen del NO.

Si logras descubrir su origen quizás puedas volver a negociar y conseguir un SI.

  • Aprende de lo que salió mal.

Al salir de la reunión, vuelve a repasarla mentalmente e intenta encuentra los puntos que podrías mejorar.

Reconoce tus fallos si los has cometido y apúntalos para no volverlos a repetir en la siguiente oportunidad.

  • Cambia tu estrategia.

Si ves que todo va bien, pero que aun así te siguen diciendo que NO.

Es la hora de probar otras cosas. Cambia la manera en que haces las cosas.

Forma de presentarte, la manera en que escribes el email, tu propuesta, etc…

Consigues un SI

  • Ponlo por escrito.

Mándale un email resumen, de todo lo acordado en la reunión.

Menciona los puntos que te has comprometido a realizar. Enumera los puntos a cargo del patrocinador.

En algunas ocasiones el patrocinador te pedirá un contrato. Para formalizarlo todo más claramente.

No te niegues a esto, sino todo lo contrario, estate preparado.

  • Prepárate /Organízate.

Agéndalo en tu calendario para que no se te olvide.

Una vez terminada la actividad, ponte una fecha final de entrega de lo prometido. Una fecha que sea anterior a la acordada con el patrocinador.

Esta pequeña sorpresa cumpliendo con tu parte antes de la fecha pactada, seguro que le agrada y te hace quedar como alguien cumplidor y profesional.

  • Haz tu tarea.

Infórmate bien de la actividad que vas a realizar e intenta visualizarla mentalmente.

Esto te servirá para tenerlo más claro, en que momentos tomar las fotos que creas oportunas o los vídeos que te hagan falta.

Tomar notas durante el recorrido, siempre es bueno para que después te sea más fácil escribir el artículo.

  • Sorpréndelo.

Siempre dale algo más de lo pactado.

Este sera el factor que haga que te recuerde para siempre, entrégale más fotos de lo acordado, etc… todo lo que se te ocurra que sea extra él lo agradecerá.

En una ocasión yo prometí solo un artículo, pero gracias a la actividad saque tanto contenido que al final hice tres artículos, así que imagínate lo contento que se quedó el patrocinador.

  • ¡CELÉBRALO!

A tu manera, como tu sabes, disfruta del momento y de todo lo que acabas de conseguir.

Si te gusta la cerveza tomate una de mi parte, pero sobre todo, vuelve a este artículo y cuéntame tu experiencia, dejándome un comentario.

Es tu turno, ahora aplica lo aprendido.

Pon en práctica todo lo que has leído en este artículo, lo he hecho para ayudarte y porque a mi seguir estos pasos me ha funcionado, por eso los comparto contigo.

Comenta todo lo que quieras o dame tu opinión, también me gustaría saber tu punto de vista.

Cuéntame que problemas has tenido o si te has bloqueado de alguna manera.

Te leo en comentarios,

Un abrazo y mucha suerte.

P.D. ¡RECUERDA! Si consigues un patrocinio espero que te pases por aquí y me cuentes como te fue.

NOTA: Si te interesa este tema de los patrocinadores, entonces también te recomiendo leer.

¿Sabías que hay tantas clases de patrocinadores como colores?

7 pasos para encontrar un patrocinador para viajar más

¿Cómo enamorar a un patrocinador para viajar más? 

Clases de patrocinios que existen

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]